25.10.05

Construir un puente

Al llegar a Reggio Calabria escribi lo siguiente:

El "Estrecho de Messina" no existe. El Estrecho de Messina, en su punto mas estrecho, no es mas que un salto en el vacio. El mar Tirreno no es tal; solo es un gran lago que bebe del Mediterraneo y que esta limitado por la costa siciliana, a un lado, y la calabresa, al otro.

Desde mi extremo calabres, veo a mis vecinos sicilianos saludar con la mano, tras una pincelada de oleo de mar azul, mucho mas azul; desde mi extremo calabres, busco un horizonte infinito de mar pero mi mirada fija choca siempre y sin descanso con las montanyas de la No-Isla que, al sur, se pierden en una bruma eterna.

Nunca quise ser profetica y, sin quererlo, parece que lo consegui. Sicilia dejara de ser una isla y el estrecho de Messina se transformara en el puente mas largo del mundo (malo es que alguien presuma de tamanyo).

Aparte de la idea romantica referida al aislamiento natural del territorio mas peculiar de Italia, el hecho de que viertan toneladas de cemento al mar no me hace mucha gracia, asi que me posiciono en contra del que, afortunadamente de momento, solo es un proyecto.

1 comentario:

Manolo den Bosch dijo...

Acabo de descubrir que los teclados italianos no tienen tildes. Habrá que solucionarlo. Lo de la eñe aún lo entiendo.

Lo que no entiendo es que desde tu posición de calabresa circunstancial (de lugar), te posiciones contra una infraestructura seguramente muy necesaria y que para más inri comenzará a hacerse una vez que tú te vayas.

Otra cosa, quiénes son los que escriben en inglés en tu blog?

Lolo