25.7.07

Arte en tiempos oscuros

La expresión, y por extensión el arte, es siempre una búsqueda.

Cuando el equilibrio frena el ímpetu de buscar más allá, cuando llega la paz, se detiene también el motor de la expresión. Reina el silencio profundo y sereno.

Por eso el caos, la contradicción, el desequilibrio, la inestabilidad y el desasosiego, que claman por buscar respuestas, que gritan recorriendo caminos que les lleven a una escapatoria, son muchas veces el origen del arte.

4 comentarios:

Calle Quimera dijo...

Sensacional¡¡¡¡¡
Estoy seguro que así es...salud¡¡¡.

malvisto dijo...

Muy bien!!!
Para la muestra: Dostoievski, y sus eternas deudas de juego.

Cerillo dijo...

Umla, te quiero

Saucisse dijo...

Es por ello que los artistas son los primeros atormentados y desquiciados... Te imaginas tener que darle forma y color a algunas respuestas, sentimientos, sensaciones?