5.1.07

Montañas

Si la fe mueve montañas, el miedo las eleva y las hace menguar; las derrumba y las hace bailar; las erige y las convierte en polvo, en nada.

El miedo es el mejor bálsamo contra la crudeza de la verdad universal: es la demostración de que esa verdad no existe, el estímulo para crear verdades particulares en realidades paralelas.

5 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Has empezado el año con un pensamiento para reflexionar. No estoy segura de estar de acuerdo con él. Sí con la primera parte: que hace crecer o menguar las montañas. El resto, lo tendré que pensar. Que tengas un año nuevo muy feliz, querida amiga.

Anónimo dijo...

El miedo es el mayor arma con el que ha contado el hombre. Ha permitido que una colina se subiera a una montaña.

Anónimo dijo...

queria decir que "ha permitido que una colina fuese mas alta que una montaña"

Un saludo y feliz año

umla2001 dijo...

No te preocupes, Grumman. Ya lo entendí.

Isabel, gracias por pasarte por aquí. Te voy siguiendo cuando puedo, pero el trabajo cada vez me deja menos tiempo.

Feliz año también a los dos y besos.

Anónimo dijo...

Yo siempre he dicho que la fe mueve montañas, pero quedan quietas. La fe mueve conciencias a placer y sin argumento. La fe protege del miedo a la soledad y a la intemperie y acaba convirtiéndose en una verdad mercantil o sea en un engaño.
El miedo guarda la viña,
Cada cosa tiene sus dosis buenas y sus sobredosis y no son las mismas para todos. Tenemos que aprender a medir nuestras dosis particulares y también la sociedad debe procurar establecer las suyas. Lo que yo digo, lo mejor, el caos.