19.8.06

Apuntes para un Desnudo (Feo) de Espaldas

Incómoda con el post anterior, que quedó incompleto pero no puede ya ser completado, me atrevo a inaugurar esta nueva hoja en blanco dentro del mismo cuaderno, para incluir las ideas que se me van cayendo de las manos como las uvas en fin de año.

No se puede vivir a través del arte, porque eso significaría tratar de vivir a través de una ficción y la vida sólo es tal si se asume su carga de realidad (nunca de "realismo").

Puede que la belleza no exista. No se trata de que exista una multiplicidad de ideas de lo que es la belleza, tantas como personas capaces de tener una percepción estética. Sino que puede que quizá no exista ninguna y todas las bellezas que creemos percibir sean incompletas. De hecho, cada una de las bellezas que percibimos a lo largo de la vida está vinculada a nuestra insignificante existencia y sus insignificantes circunstancias, por tanto es más un cuadro patológico que otra cosa. Una pintura inacabada, real sólo en su momento, caduca un instante después. Personal, sí. Universal, no. Imposible, quizá. Como la perfección, negada desde su propia definición.

La belleza en la que he creído siempre, la que he buscado siempre, no puede ser esa belleza insignificante ligada a una subjetividad que es inferior, también por definición. Por eso, la niego.

El arte miente. El artista miente. La belleza no existe. ¿Hay algo más ingenuo y más absurdo que vivir buscando la belleza a través del arte?

¿No es la vida algo ingenuo y absurdo en sí, que con el paso de los años va dejando de serlo? Y no es que se vaya marchitando, sino que pierde en ingenuidad y en absurdo, para ganar en verdad, en sabiduría. El escepticismo es el camino fácil hacia una sabiduría falsa. ¿Cuál es el camino auténtico? ¿Hay un camino? ¿Es necesario que lo haya?

4 comentarios:

El_Ché dijo...

Claro que el arte miente. Pero la belleza SI existe. Y cuando el artista encuentra la belleza, deja de mentir. Y también de ser artista. Su vocación, su búsqueda ya no tiene sentido. Se hace un ser meramente contemplativo.

A veces la belleza mata al arte para siempre. Y otras es algo pasajero, y el artista descubre que esa belleza no era la suya. Digo la suya porque creo que cada persona tiene dentro de si misma su propia "belleza". La belleza es algo definido en lo personal, como cualquier sentimiento. Para mí algo es bello y para ti no. (puede ser ¿no?)

Y claro. estoy contigo en que la vida pierde. O gana, según se mire. Bueno, más bien los que perdemos o ganamos somos nosotros. La vida es algo que está por encima de nosotros.

"No se puede vivir a través del arte, porque eso significaría tratar de vivir a través de una ficción y la vida sólo es tal si se asume su carga de realidad (nunca de "realismo")." - Esto es interesante, Umla. Yo creo que siempre hay que asumir la carga de realidad. Pero igualmente hay que asumir la carga de fantasía, de ficción, de juego, de arte, porque si no, no hay quien aguante aquí, chata. Además, la realidad, por fortuna (creo) nunca es pura realidad para nosotros, los seres imperfectos. Nunca la vemos tal cual... será. Nuestros sentidos son muy inteligentes. Se buscan la vida muy bien. Tampoco creo que el Arte sea ficción entendido como engaño (esa es la sensación que da cuando tú lo dices así). Yo creo que el Arte es una sublimación de algo, pero creo que el artista sabe perfectamente que los ojos de ella no son tan bonitos como él los está retratando, y que esa noche no fue tan perfecta como el lo está contando. Pero necesita que al menos en su obra sea así, suceda así. Eso no significa tampoco que olvide la realidad. La está reconstruyendo, y al final, casi sin querer, hace otra realidad.

Y por último, estoy de acuerdo con lo del escepticismo. Es lo más fácil que hay. No me gustan un pelo los escépticos. Son soberbios. Si hay un camino o no hacia la sabiduria, no lo sé. Desde luego, ver mucho rato seguido "la Sexta" no creo que sea el camino a la sabiduría.

Pero supongo que lo único que queda es vivir. Tragarte muchas cosas que no te gustan, y de vez en cuando encontrarte con algo que te hace flipar, que te deja sorprendido, con la boca abierta. Bueno quien dice algo, también dice alguien (jeje). Pues eso, a vivir y a disfrutar todo lo que se pueda, y ahí también entra el Arte.


Me ha gustado mucho este post, Umla.

Oye, que soy el Ché.

umla2001 dijo...

¿Quieres decir que la belleza del arte es una belleza recreada? ¿No la hace eso un poco más falsa? ¿No la hace eso un poco menos bella? ¿No será que el arte crea sombras de belleza, anulando la posibilidad de encontrar una belleza auténtica, errando los caminos? ¿Arte y contemplación están reñidos?

Basta de preguntas.

También me ha gustado mucho tu comentario. Me alegro de volver a verte por aquí. Y gracias por atreverte a dejar tu opinión. Sin ello, sería imposible el diálogo.

Besos, Almu.

El_ché dijo...

Si,creo que la belleza del arte es una belleza recreada, pasada por un filtro. Por los ojos del artista. Creo que eso es lo más bello del arte.

Lo que no creo es que sea un poco más falsa. Simplemente es otra realidad. El bodegón de Cezanne no es más falso que el que miraba el pintor cuando lo pintaba. Simplemente es otra cosa. No es una representación totalmente fiel (además de ser esto imposible). Ahí también está la huella de quien lo pintó (con todo lo que eso supone). Si ese mismo bodegón lo pintase Matisse, pues tendríamos como resultado otra nueva realidad: la que ha creado Matisse.

Y mucho menos creo que deba ser menos bella. A veces precisamente el Arte es más bello que lo real. ¿Quién decía que la vida imita al Arte? ¿Wilde? Pero, como dije antes, eso depende de lo que sea la belleza para cada uno. El concepto de belleza cambia, se mueve incluso en uno mismo. Recuerdo que más de joven tenía unos gustos artísticos que para nada son los de ahora. Pero eso también te lo va dando el mismo Arte. Cuanto más ves y conoces, más amplios son tus gustos, y con más cosas puedes disfrutar.

En cuanto a las sombras, si lo dices en el sentido platónico-cavernícola, pues a lo mejor sí, a lo mejor el Arte es una sombra de la verdadera belleza. Pero ¿quién dice que la verdadera belleza esté en la luz? ¿Y de qué es el Arte la sombra? ¿De la realidad? ¿O de la Belleza abstracta?

De la realidad desconfío mucho por lo que dije antes: no me la creo del todo porque nuestros sentidos son muy puñeteros. La realidad también es muy frágil. Aunque a lo mejor la belleza verdadera tampoco está en la realidad. ¿Entonces?

Creo recordar que Platón decía que la Belleza auténtica solo podía ser divina. ¡¡¡JOL!!! Yo ya ahí no llego.

Solo puedo decir que no quiero pararme a pensar si el Arte es la sombra de ¿qué?, porque el Arte por sí mismo me satisface. Creo que es belleza, aunque no sé si la auténtica. No sé si hay auténtica o simplemente muchas clases de belleza. Personalmente, preferiría un poquito de variedad.

Pero si algún día llego a ver la Belleza divina, entonces...

¡¡QUE ME CANONICEN!!

Bueno, lo dejo ya. Podría estar días hablando sobre Arte. Por cierto, creo que sí: O haces, o contemplas. Las dos cosas no.

El otro día leí una frase buenísima que me dejó un poco rayao. Decía esto:

"Cuando yo estoy hablando, ¿Quién es yo?"

Un beso.

umla2001 dijo...

Pfff...

A mi me pasa igual. Se me quedan mil cosas que decirte, mil matices que aclarar. Podríamos hablar de arte hasta el infinito y más allá. De hecho, podríamos abrir un blog exclusivamente para eso. Se podría llamar "Preguntas y Respuestas que son Preguntas, sobre Arte, Belleza y otros pormenores". O bien "Conversaciones en el Espejo". O alguna rallada así.

Por cierto, mi comentario anterior me ha recordado a las dos o tres veces que he jugado a rol, a Vampiro. A la mínima que me despisto, ¡al carajo la Mascarada!

Besos.